Participación de los animales en el COVID-19

La familia de los coronavirus puede afectar y causar infecciones tanto en los seres humanos como en los animales, tales como aves, camellos, gatos y murciélagos. Fue así como el SARS-CoV-2 surgió en un mercado de animales vivos en la región de Wuhan, China.

Se trata de un nuevo virus zoonótico que fue reconocido en los murciélagos (animales reservorios de virus emergentes) y cuya transmisión se originó en la región mencionada. Se cree que este virus pudo haber mutado de un murciélago a otro o bien, haber evolucionado antes de llegar al humano, como un pangolín, una serpiente o un pez; contagiándose al estar en contacto con los animales infectados o con sus secreciones, surgiendo así una enfermedad que afecta a los humanos.

Por otra parte, se tiene registro de afectación a otros animales, el caso de dos perros en Hong-Kong y un gato en Bélgica, los cuales lo contrajeron al vivir con personas enfermas de COVID-19.

¿Quieres saber de prueba diagnostica COVID-19?

En estudios experimentales, los gatos son la especie más susceptible al SARS-CoV-2 y pueden afectarse por la enfermedad clínica. El mecanismo de transmisión del virus puede ser de humano a gato o de gato a gato, así como en el caso de los murciélagos que pueden transmitirlo entre sí.

La principal vía de transmisión del COVID-19 es de humano a humano y hasta el día de hoy no hay evidencia de que los animales de compañía tengan un papel importante en la propagación del virus COVID-19. Sin embargo, se deben seguir las medidas de higiene, como el lavado de manos o el uso de gel antibacterial al estar en contacto con animales.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Entradas Recientes

¿Te ha interesado este tema? Comunícate para conocer nuestros servicios.